San Juan de los Morros

Guárico

Carabobo

Apure



A propósito de las últimas acciones tomadas por los diferentes gremios profesionales luego de la decisión tomada por las enfermeras de paralizar sus actividades, en esta oportunidad la Federación de Trabajadores de Aragua realizó una rueda de prensa en la que fijaron posición ante la tensa situación.

Raúl Maldonado, vocero de la actividad y representante de Fetraragua, comentó que prevén seguir un completo plan de acción, entre las que se incluyen la toma de las calles y manifestaciones en general no solamente en solidaridad con las enfermeras que se encuentran de paro, sino también en defensa de la dignificación del salario mínimo de los trabajadores del estado.

“Estamos dispuestos a paralizarnos, a tomar acciones de calle cuantas veces sean necesarias en función de la reivindicación, como lo es la dignificación del salario”, sentenció Maldonado.

En ese sentido, declaró que todo el sector obrero a escala regional y nacional está planteando la posibilidad de que los salarios mínimos sean cancelados acorde al comportamiento de la hiperinflación, porque de lo contrario cualquier aumento que se pueda realizar en beneficio de los trabajadores, queda sin efecto al salir a la calle y observar la realidad.

Maldonado dejó claro que ya han ido agotando todos los medios por los cuales se pueda conseguir una solución a la problemática de manera pacífica, sin consecuencias mayores, por ello recalcó que ya se superó la etapa conciliatoria, por lo que ya su protesta se encuentra en un estado de conflictividad, sin embargo, no permitirán que el Estado venezolano criminalice esa manifestación de oposición a lo que está ocurriendo, porque ellos consideran que se trata de justicia, y no de conflictos sin causa.

Asimismo aseguró que los salarios que devenga un trabajador en la actualidad son de hambre, porque no le permite sustentarse como es debido, por esta razón explicó que la protesta que se está llevando a cabo desde ese gremio, es totalmente aceptable y debe ser concebida como tal.

“Esos aumentos se convierten en sal y agua porque aumentan los salarios, pero no utilizan los mecanismos para frenar los índices inflacionarios, en tal sentido no se justifica ningún salario que no esté a la par de la hiperinflación que se está desarrollando en este país”, enfatizó Maldonado.

A pesar de que Maldonado reconoció que una renuncia masiva no solamente del sector salud, sino también de otros profesionales, incluyendo la fuerza obrera y trabajadora, pueda servir como presión para lograr el cumplimiento de los objetivos, también confesó que podría ser peligrosa porque estarían renunciando no solamente a sus lugares de empleo, sino también a sus derechos y principios éticos como practicantes de un oficio.

La dolarización del salario mínimo fue una de las promesas realizadas en campaña por uno de los candidatos presentados para la última contienda electoral, sin embargo, los trabajadores y representantes de Fetraragua se pronunciaron sobre la probabilidad de ese sistema de cobro.

Ante ello, Maldonado destacó que “no importa que sean en dólares, que sean pesos, que sean en yuanes o en cualquier moneda, mientras el salario de los trabajadores estén a la par del índice inflacionario”.

Fuente
El Siglo

No hay comentarios:

Publicar un comentario