Raúl Castro deja el mando de Cuba en manos de su elegido Miguel Díaz-Canel


Luego de seis décadas, Cuba iniciará una nueva era debido a que el general Raúl Castro entregará la presidencia a Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien recibirá el mandato en víspera de su cumpleaños número 58. La decisión de la Asamblea Nacional de Cuba, se sometió a votación para nombrarlo sucesor de los hermanos Fidel y Raúl Castro. En Cuba, el presidente es elegido por el Parlamento.

Primer vicepresidente desde 2013 "respetó todos los caminos establecidos dentro del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único)". Además se encargó de representar al gobierno en visitas oficiales al extranjero y se preparó para asumir el cargo más importante en la isla, mientras la prensa estatal le iba dando más espacio.

Será el primer líder cubano nacido después de la revolución de 1959 y tendrá que forjar una legitimidad que fue natural en los Castro. Díaz-Canel estará a cargo de liderar una transición histórica en un primer mandato de cinco años.

"Es difícil evaluar la capacidad de Díaz-Canel para ser presidente (...) Viene del sistema pero es la rigidez del sistema el mayor obstáculo para avanzar con los cambios económicos y políticos necesarios.(...) Será una prueba de su habilidad política" consideró Michael Shifter, presidente del grupo de investigación Diálogo Interamericano, en Washington.

Transición

Raúl sucedió en el poder a su hermano Fidel en 2006, cuando éste enfermó (posteriormente falleció en 2016). Inició una serie de reformas impensadas para su economía de modelo soviético, como la apertura a inversiones extranjeras y a la generación de negocios propios, a la par de un histórico acercamiento con Estados Unidos.

Para cuidar de su elegido y guiar su camino, Raúl Castro conservará sus funciones como secretario general del PCC hasta 2021, cuando cumpla 90 años.

Fuente
Globovision