Crisis eléctrica trastorna la vida de millones de venezolanos


El clima, según el Gobierno, ha causado el cúmulo de apagones que se han registrado en los últimos días en el occidente del país, unas interrupciones eléctricas que han traído consigo fallas en el suministro de agua potable e internet, y han desatado protestas y saqueos.

Al menos nueve de los 23 estados, se han visto afectados la última semana por decenas de apagones que duran minutos en algunos casos, horas en otras ocasiones y más de un día en menor medida.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, explicó que una “fuerte sequía” mermó la cantidad de agua en tres represas y que esto ha provocado los cortes de luz “no programados” en los tres estados Trujillo, Táchira y Mérida, así como en Barinas, Portuguesa y Apure.

El Gobierno de Nicolás Maduro activó un plan de contingencia liderado por el vicepresidente, Tareck el Aissami, para atender estos “eventos inesperados” y ha estimado que en 15 días solventarán las fallas, que han venido ocurriendo en el interior del país desde hace años pero que se habían reducido en los últimos meses.

“Cuando tenemos poco nivel de agua, tenemos que hacerlo (interrumpir el servicio eléctrico). No podemos administrar carga si no tenemos agua en los embalses”, remarcó Motta tras indicar que las lluvias han estado “por debajo de los promedios normales”.

Mientras tanto, los ciudadanos que residen en los seis estados referidos por el Ejecutivo y los de otras regiones no mencionadas como Zulia, Falcón, Aragua y Lara llevan días trastornados por la crisis eléctrica que los deja a oscuras varias veces por día y les impide vivir con normalidad.

Vía: EFE