San Juan de los Morros

Guárico

Carabobo

Apure



La osteoporosis puede definirse como un desorden esquelético, caracterizado por una disminución de la densidad de la masa ósea, predisponiendo a una persona a un creciente riesgo de fractura. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año esta patología causa más de 1,3 millones de rompimientos de vértebras, cadera y muñecas en el mundo.

Las estadísticas revelan que tres de cada cinco mujeres después de los 45 años tiene osteoporosis, y de estas, dos presentan rompimiento de las zonas más frágiles (cadera, fémur y muñeca) después de los 55 años.

Una de cada cuatro mujeres sufrirá fractura de cadera y una de cada cinco, de las vértebras, a partir de los 50 años, de no ser tratada a tiempo, informó el doctor José Moreno Istúriz, gineco-obstetra y miembro del Comité Científico de la Sociedad Venezolana de Menopausia y Osteoporosis (Sovemo).

Explicó que la osteopenia es el paso previo de la osteoporosis y se refiere a una baja densidad de los huesos. Ambas son patologías relacionadas con la calidad y cantidad de masa ósea. "Observar un hueso osteopénico es como una esponja (huecos y espacios pequeños) y un hueso osteoporótico es la misma esponja ya malgastada (espacios y huecos anchos y grandes)", agregó. 

Lo mejor es la prevención

Moreno indicó que el tratamiento de las osteoporosis tiene un componente vinculado al estilo de vida. "Es igual para la prevención, la cual consiste en hacer ejercicios como caminatas diarias de 30 minutos, en plano, tipo aeróbico, y tener una ingesta diaria de alimentos ricos en calcio. No solo lácteos, sino vegetales, sardinas, pescado, brócoli, acelgas, pan blanco, entre otros". 

Según el galeno, la osteoporosis se previene desde el control prenatal, "ya que desde que la madre queda embarazada se debe dar suplemento de calcio y vitamina D con la finalidad de preservar la masa ósea y otorgarle un sustento adecuado a ese ser en formación".

Expresó, que con la lactancia materna y una alimentación rica en calcio y ejercicio físico durante la niñez y adolescencia, es posible obtener un adecuado pico de masa ósea y soportar su pérdida fisiológica que se incrementa a partir de los 30 años y se acentúa con la edad".

Agregó, que "es muy importante descartar el tabaco y reducir la ingesta de alcohol a 30 centímetros cúbicos al día. Un estilo de vida sedentario y con mucho stress evidentemente son caldo de cultivo para tener deterioro de la masa ósea, así como la ingesta excesiva de alcohol, café, tratamientos con esteroides en pacientes asmáticos o alérgicos, tratamientos con anticoagulantes, quelantes de calcio", etc.".

Con respecto a la medicación, el especialista destacó que "se debe suplementar calcio (1200 mg/día) y Vitamina D (800-2000 UI /día)". Puntualizó que otro aspecto vital es la colaboración familiar sobre esta patología y sus consecuencias.

Para el especialista, es perfectamente posible evitar la osteoporosis cuando ya se tiene osteopenia.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario