Humberto Prado: Plan “cayapa” no resolverá nada, sino que acentuará necesidades de presos



Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones, afirmó que el plan “cayapa” implementado por el Ministerio de Servicios Penitenciarios y que se caracteriza por el desalojo de las cárceles y el traslado de los detenidos a otras regiones, no mejorará el sistema carcelario del país.

Prado comentó a Radio Fe y Alegría Noticias que estos desalojos forzosos solo generan signos negativos para los acusados. “Aquellos que están recluidos con un caso en proceso no obtienen un avance porque solo los jueces de su región pueden brindarles audiencias, lo cual implica que los acusados deberían volver al tribunal donde inició su proceso solo para recibir dicho trámite”, dijo.

Por otro lado, el Observatorio muestra su preocupación por el hacinamiento producido por la sobre población de los centros penitenciario de país, pues debido a los constantes traslados de carcelarios algunos cubículos diseñados solo para dos personas hay hasta 12, lo que genera una situación casi extrema.

Asimismo, la comida que se le ofrece a los detenidos tampoco es la adecuada, según esta ONG, puesto que en ocasiones no tienen una alimentación balanceada. A este problema se le suma que los recintos no cubren ni siquiera las necesidades médicas de los ciudadanos.

Protestas carcelarias

En cuanto a los hechos irregulares que se han presentado en cárceles como El Rodeo, el director del Observatorio Venezolano de Prisiones informó que los recluidos protestan por la precaria situación en la cual se encuentran, a lo que la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Valera, respondió con el traslado de los reclusos a distintos lugares del país, pero este plan tipo “cayapa” no resolverá nada, al contario, acentuará las necesidades de los presos, según Prado.

En el Zulia, en el año 2013 se desalojó la cárcel del Sabaneta y luego el Retén El Marite en el 2016, y hasta ahora ninguno de los procedimientos ha solucionado la crisis penitenciaria en el estado, sino que ha producido el hacinamiento en los comandos policiales de la región y el retraso procesal en los casos de los presos.

Vinnibelis Castillo