San Juan de los Morros

Guárico

Carabobo

Apure



Las puertas del Centro de Reclusión de Procesados 26 de Julio, se abrieron este 24 de diciembre para dejar en libertad a 6 hombres que habían sido acusados de “terroristas”, por el gobierno nacional.

Guido Rodríguez, Miguel Cegarra, Luis Ospino, Alfredo Ocando, Larry Aparicio y Omar López recuperaron su libertad este domingo, así lo informaron representantes de la Organización Gubernamental Foro Penal. 

Todos ellos considerados presos políticos por diferentes ONG, habían sido detenidos por la misma causa, desde hace ocho meses se encontraban en la cárcel 26 de Julio en San Juan de los Morros, estado Guárico.

Fueron imputados por su presunta participación en los ataques contra la sede de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), ocurrida el 8 de abril en Chacao, estado Miranda.

En su mayoría fueron detenidos en lugares diferentes, Miguel Cegarra es un vendedor de perro calientes en una plaza de Chacao, otro de ellos, Larry Aparicio, estaba recién llegado de Suiza, salió junto a una prima para comprar unos zapatos en el centro comercial Sambil, pero se encontraban cerrando la tienda debido a una protesta que ocurría cerca, minutos después fue capturado y llevado al Cicpc.

Cada uno de ellos tiene una historia, sin juicio, sin testigos permanecieron hasta este 24 de diciembre cuando recobraron su libertad.

En abril de este año cuando fueron detenidos El director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Gustavo González López, informó la captura de un supuesto terrorista que dirigía a un grupo de 40 personas para generar violencia, así se refirió a Guido Rodríguez.

El “terrorista” que hoy es liberado habría sido contratado por el partido Primero Justicia para dirigir un ataque la Magistratura, para esto se la habría cancelado la suma de 300 mil bolívares.

Días después el presidente Nicolás Maduro mostraría un video del joven, ya prisionero, donde supuestamente confesaba ser el autorde los hechos.

Rodríguez, Cegarra, Ospino, Ocando, Aparicio y López fueron imputados por la presunta comisión de los delitos de agavillamiento, intimidación pública, incendio y daños a la propiedad.

Hoy todos estos “terroristas” salen a la calle y nadie en el gobierno explica cómo es que luego de todo este despliegue propagandístico, salen en libertad. Familiares celebran esta liberación y se mantuvieron a las puertas de recinto penitenciario al igual que en otros estados del país.

Fuente
El Tubazo Digital