Desnutrición golpea a los más pequeños en Apure



Piel áspera, cabello reseco, ojos tristes y contextura extremadamente delgada… así luce una pequeña de apenas un año de edad con desnutrición severa debido a que su madre no tiene para alimentarla de manera adecuada. Su peso actual es de 6 kilos.

La grave crisis alimentaria que golpea al país afecta de forma más dramática en las poblaciones más pequeñas. Omaira Méndez vive arrimada en casa de su madre en San Fernando de Apure con sus 8 hijos, todos en igual condición de desnutrición.

La más pequeña de ellos reposa en sus brazos ya que no recibe alimentos que le aporten las vitaminas y nutrientes necesarios para su correcto crecimiento y desarrollo. El aspecto deteriorado de su cuerpo da a pensar que tiene alguna otra condición especial dada la angustiante delgadez de sus brazos y piernas.

“No tengo ayuda de nadie. Ella necesita su leche completa, su tratamiento, sus vitaminas”, comentó Omaira a Radio Fe y Alegría Noticias, relatando además que desde hace varios meses no ha podido encontrar un trabajo estable.

Al acudir a la alcaldía de San Fermando y a la Gobernación del estado Apure, le dicen que no la pueden atender. Su pequeña pesa la mitad de lo que debería para su edad, pues según pediatras, el peso “ideal” para niños de su edad debe ser de 10 a 13 kilos.

Sus otros hijos, todos menores de 12 años, presentan el mismo cuadro de la más pequeña, lo que les hace vulnerables a virus y enfermedades.