Licoreros no esperan recuperar las ventas en diciembre



Propietarios de licorerías afirmaron que los distribuidores no tienen productos importados por la falta de divisas. Los licores nacionales también escasean.

Diciembre, el mes de mayores ventas en los expendios de licores, se vislumbra este año como un período de poca festividad para dueños y representantes de estos negocios. Aseguraron que en lo que va de año ha mermado la adquisición de bebidas alcohólicas, tendencia que continuará en Navidad.

“Está todo paralizado. Cuando llamas a los distribuidores y preguntas por los productos te dicen que no hay, tanto importados como nacionales. Todo el problema es que no hay divisas. No tengo perspectiva de ver productos navideños ni recuperar lo que se ha perdido en el año”, dijo Freddy Álvarez, encargado de una licorería en Los Dos Caminos.

En Los Palos Grandes, el dueño de otro expendio de licores, afirmó que entre noviembre y diciembre el sector hace entre 20% y 25% de sus ventas anuales, pero calcula que este año no llegarán a cumplir la meta. “Esperamos lo mismo que ha venido sucediendo durante el año: un descenso de las ventas. Hay problemas con la producción y los productos importados no llegan por la falta de divisas”.

La variedad de bebidas para brindar es poca. En un recorrido por licorerías solo se encontraron 5 marcas de champaña y 5 de vino espumante. La champaña tiene precios que oscilan entre 31.000 y 298.000 bolívares; y el vino champanizado se consigue entre 6.000 y 18.700 bolívares. El tradicional ponche-crema tampoco es asequible para el bolsillo de la mayoría de los venezolanos, pues está entre 4.800 y 9.000 bolívares.

En la lista aún faltan el ron y el whisky. Dependiendo de la marca y la edad, una botella de ron se adquiere desde 7.300, pero los precios varían y hay de 41.450 bolívares y más. El whisky, siempre más costoso, se ubica desde 4.600 y puede llegar a 400.000 bolívares.

Debido a la situación económica del país, gran cantidad de consumidores se centran en comprar la comida del día y no ha pensado en los licores que tomarán durante las festividades. Muchas de las personas consultadas en el recorrido dijeron que esperan sus utilidades para empezar las compras navideñas. “La comida está muy cara y pensar en lo que se debe gastar en Navidad me angustia, pero voy a esperar a que me paguen las utilidades. Si no se pueden comprar bebidas alcohólicas, no se compran”, expresó Natalia Goncalvez.

CIFRAS:

107.350

bolívares cuesta una botella de whisky de 18 años en las licorerías caraqueñas

32.200

bolívares vale una botella de champaña. El vino espumante está en 18.700 bolívares

LEYENDA: Consumidores esperan el pago de utilidades para adquirir las bebidas alcohólicas para las festividades

Fuente. El Nacional